Manuel Villaplana

Un hombre en busca del conocimiento y el amor

Pablo Iglesias, al descubierto

Elementos clásicos


En este primer acercamiento a la carta de Pablo Iglesias, vamos a considerar en primer lugar, los planetas que tiene situados en cada elemento clásico:

Hay pues un cierto equilibrio en los elementos, con una ligera ausencia del elemento vital y dinámico de FUEGO.


Esto supone una falta de energía física y vital, y necesidad de tiempo para reponerse. Puede faltar entusiasmo en determinados momentos difíciles, aunque sea por otro lado resistente y perseverante.


Así su personalidad o tipo floral se corresponde con la Flor de Bach, GENTIAN, el desaliento, la depresión con causa. Es una flor que se usa para evitar las influencias negativas del pasado cuando proyectan sus sombras sobre el presente, como es el caso de Pablo.


De tomarse esta esencia floral de Bach le ayudaría a tener más confianza y podría llevar los problemas a buen fin y con más facilidad.


Necesita para estar bien hacer ejercicio regularmente y una alimentación saludable.


Atendiendo a la clasificación por cuatriplicidades, sus planetas están situados en las siguientes categorías de signos:

En su caso hay predominio de planetas en signos fijos, lo que marca su tendencia a mantener sus puntos de vista y repetir actitudes y reacciones siempre del mismo modo.


Agravando estas características se da la debilidad de los signos mutables o lo que es lo mismo, su falta de flexibilidad y de adaptación. Incluso se da la dificultad de mantener fija su meta anímica en Virgo (Nodo Norte), se deja llevar fácilmente de hábitos y conductas anteriores, tanto en esta reencarnación como en las vidas pasadas.


Si dividimos ahora su carta en los 4 cuadrantes y dos hemisferios, obtenemos también un acercamiento interesante de Pablo Iglesias.


Así vemos lo siguiente:

Solo tiene ocupados con 3 ó más puntos el cuadrante 1 y el cuadrante 4. O lo que es lo mismo, los cuadrantes orientales, por lo que claramente aparece su necesidad de activar en provecho personal y consiguiendo como sea sus metas. Es autosuficiente y no cuenta con los demás. Pero es el cuadrante 1, el preponderante, lo que marca que lo que más le preocupa es dominar, conseguir sus propósitos. Y por supuesto, lograr el triunfo social.


El Sol y todos los Escorpios, hablan de su egocentrismo y la subjetividad de sus acciones y de sus principios.


Plutón y Saturno, le fuerzan a dominar el triunfo social y económico y a luchar aunque las circunstancias le sean desfavorables, incluso desde la sombra, como ha demostrado después de las segundas elecciones. No se le puede tomar o considerar como ya vencido. Tal como se está haciendo ahora, en Agosto del 2016.


Plutón y los Plutonianos, pueden renacer de las cenizas y son como el Ave Fénix.


La preponderancia del cuadrante 1 oriental sobre el cuadrante 4 oriental, nos indica que aunque Pablo ponga mucho énfasis en el progreso social, normalmente solo seguirá su propia visión sobre estos asuntos. Rechazará todas las personas o influencias que no estén bajo su control, aunque sean adecuadas y constructivas. (Es el caso de Napoleón, Stalin, Carlos Marx, Nietzche, etc…)


No hay que olvidar que aquí están en Escorpio 4 planetas (tres de ellos, personales) y el Sol y el Ascendente y su Estrella Natal, gobernados por Escorpio. No permite la oposición franca y en contra de sus planes e intereses y su fuerza destructiva es tremenda.


Recordemos lo sucedido con sus compañeros de partido, que han pasado a segundo plano. O también como ataca con agresividad a sus oponentes de otros partidos, o al menos, destaca sus errores con gran habilidad.


Conclusión de esta visión parcial e inicial


Nos encontramos con un ser de algún modo poco corriente y de fuerte personalidad y grandes cualidades para gustar y saber qué hacer en todo momento y difícil de anular o combatir.


Posee un fuerte magnetismo, una apariencia agradable y de fácil conexión con la gente y sus problemas. Como buen Plutoniano y Escorpino, ve la debilidad ajena y sabe siempre lo que más le conviene y tiene grandes fuerzas para eliminar lo que obstaculice sus propósitos y metas personales.


Pero no tiene una auténtica y armónica relación entre lo que predica y lo que realmente desea y busca. En realidad no es el Libra sociable y preocupado solo por los demás.


Su historial político breve y fulgurante y aprovechando la situación política y socio-económica actual, no se corresponde con sus actos y sus verdaderas intenciones, al menos desde el punto de vista astrológico.


Seguiremos analizando a Pablo Iglesias y su compleja personalidad en otros artículos.

Fin de la tercera parte

Continuará...